jueves, 3 de enero de 2013

¡ LIBÉRATE !

Nunca digas no, cuando es mentira,
cuando decir que si es lo que añoras,
no hables... cuando el callar aspiras
...
ni calles... cuando el hablar imploras.

No te sujetes a quien con amarras te ate,
ni seas una ave que a traición cautivan...
de tus ligaduras sin dilación deshaste,
y no permitas que la prisión te oprima.

Naciste libre, mujer... ¡ Sé libre !
no permitas que tu dignidad quebranten,
has que tus ansias de libertad se exciten
y rompe cadenas que a tus sueños aten

Nunca inclines la cabeza y mira,
a los ojos quien a denigrar te obliga;
verás que él, su cabeza inclina...
cuando te contemple desafiante altiva.

Que la dignidad te roben no
lo permitas...
defiéndete con valor y tu libertad
conquista,
que la jaula aunque sea de oro, la reja
hostiga…
¡ Qué no te corten las alas...y vivas en
prisión cautiva !

( A las mujeres que están sujetas y en subordinación
a un hombre que las oprime )

Autora: Gloria de la Cruz
Durango, México
Derechos reservados de autoría

miércoles, 2 de enero de 2013

NO TE DETENGAS

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas ...

viernes, 12 de marzo de 2010

Encontrar la verdadera fuente...

Cuando ves a un amigo y de pronto sientes que brota la alegría en tu corazón, concéntrate en esta alegría. Siéntela, conviértete en ella, y reúnete con él rebosante y siendo consciente de ella. Deja al amigo en la periferia y tú permanece centrado en tu sentimiento de felicidad.

Lo mismo puede hacerse en muchas otras situaciones. Está saliendo el sol y de pronto sientes que algo está naciendo dentro de ti. Entonces olvídate del sol, déjalo en la periferia. Tú céntrate en tu propia sensación de energía naciente. En el momento en que la observes, se difundirá, llenará todo tu cuerpo, todo tu ser. Pero no seas sólo un observador, fúndete en ella. Son pocos los momentos en los que sientes alegría, felicidad, dicha, pero siempre los malgastas porque te centras en el objeto.

Siempre que hay alegría sientes que viene de fuera. Te has encontrado a un amigo y, desde luego, parece que la alegría viene de tu amigo, del hecho de verle. Esto no es cierto. La alegría siempre está dentro de ti. Tu amigo sólo es un detonante de la situación. Ha ayudado a que salga tu alegría, te ha ayudado a que veas que está ahí. Y esto ocurre no sólo con la alegría, sino con cualquier sentimiento: con la ira, con la tristeza, con la miseria, con la felicidad; en una palabra, con todo. Los demás sólo hacen que expreses lo que está escondido en ti. No son las causas, no están causando nada dentro de ti. Lo que quiera que esté ocurriendo, te está ocurriendo a ti. Siempre ha estado allí. Lo único es que este encuentro con tu amigo se ha convertido en un estímulo por el que ha aflorado lo que estaba escondido, ha salido de sus recónditos orígenes, se ha hecho aparente, manifiesto. Cuando esto ocurra, permanece centrado en el sentimiento interior y entonces tendrás una actitud distinta hacia todo en la vida.

Haz esto incluso con las emociones negativas. Cuando estés enfadado, no te centres en la persona que lo ha provocado. Mantenle en la periferia. Simplemente fúndete con tu enfado. Siente el enfado en su totalidad, permite que ocurra dentro de ti. No racionalices. No digas que tal persona lo ha generado, no la condenes; solamente ha sido un detonante de la situación. Y siente agradecimiento hacia ella, porque ha ayudado a que algo que estaba escondido salga al descubierto. Ha acertado en algún punto donde había una herida oculta. Ahora lo sabes; por tanto, conviértete en esa herida.

Con cualquier emoción, ya sea negativa o positiva, usa esto y se producirá un gran cambio en ti. Si la emoción es negativa, te librarás de ella al ser consciente de que está en tu interior. Si la emoción es positiva, te convertirás en la propia emoción. Si es alegría, te convertirás en alegría. Si es enfado, el enfado se diluirá.

Esta es la diferencia entre las emociones negativas y las positivas: si al hacerte consciente de una cierta emoción ésta se evapora, es que es negativa; si te transforma en ella y entonces la emoción se extiende y se convierte en tu ser, entonces es señal de que es positiva. La consciencia funciona de distinta forma en ambos casos.

Si es una emoción venenosa, te liberas de ella a través de la consciencia. Si es buena, dichosa, extática, te haces uno con ella, la consciencia la hace más profunda.

Osho

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Yo soy yo...


En todo el mundo no hay nadie como yo.
Hay personas que tienen algo en común conmigo, pero nadie es exactamente como yo. Por lo tanto, todo lo que surge de mi es verdaderamente mío porque yo sola lo escogí.
Soy dueña de todo lo que me concierne:
De mi cuerpo, incluyendo todo lo que hace;
mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas;
mis ojos, incluyendo las imágenes de todo lo que contemplan;
mis sentimientos, sean los que sean, ira, gozo, frustración, amor, desilusión, excitación; mi boca, y todas las palabras que de ella salen, corteses, tiernas o rudas, correctas o incorrectas; mi voz, fuerte o suave y todas mis acciones, ya sean para otros o para mi misma.
Soy dueña de mis fantasías, mis sueños, mis esperanzas, mis temores.
Soy dueña de todos mis triunfos y logros, de todos mis fracasos y errores.
Como soy dueña de todo mi yo, puedo llegar a conocerme íntimamente.
Al hacerlo, puedo amarme y ser afectuosa conmigo en todo lo que me forma.
Puedo así hacer posible que todo lo que soy trabaje para mi mejor provecho.
Se que hay aspectos de mi misma que me embrollan y otros aspectos que no conozco.
Mas mientras siga siendo afectuosa y amorosa conmigo misma,
valiente y esperanzada, puedo buscar las soluciones a los embrollos
y los medios para llegar a conocerme mejor.
Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo, esa soy yo.
Esto es real y refleja donde estoy en ese instante del tiempo.
Más tarde, cuando reviso cual era mi imagen visual y auditiva, que dije y que hice, que pensé y que sentí, quizás resulte que algunas piezas no encajen.
Puedo descartar lo que no encaja y conservar lo que demostró que si encaja.
E inventar algo nuevo en vez de lo que descarte.
Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer.
Tengo las herramientas para sobrevivir, para estar cerca de otros, para ser productiva, y para encontrar el sentido y el orden del mundo formado por la gente y las cosas que me rodean.
Soy dueña de mi misma, Y por ello puedo construirme.
Yo soy yo y estoy bien.


(Autora: Virginia Satir)

lunes, 9 de noviembre de 2009

Wear Sunscreen....



Creado en 1999, el vídeo ha sido traducido en varios idiomas y se ha convertido en una referencia en motivación personal.

viernes, 30 de octubre de 2009

Esclavos de la ideología


El que piensa como marxista, no piensa;
el que piensa como budista, no piensa;
el que piensa como musulmán, no piensa...
y el que piensa como católico, tampoco piensa.
Ellos son pensados por su ideología.

Tú eres un esclavo en tanto y en cuanto no puedes pensar por encima de tu ideología.
Vives dormido y pensado por una idea. El profeta no se deja llevar por ninguna ideología, y por ello es tan mal recibido.
El profeta es el pionero, que se atreve a elevarse por encima de los esquemas, abriendo camino.

(Anthony de Mello)

martes, 20 de octubre de 2009

Voy a seguir...


Voy a Seguir Creyendo, aun cuando otros pierdan la esperanza.

Voy a Seguir dando amor, aunque otros siembren odio.

Voy a seguir construyendo, aun cuando otros destruyan…


Hablare de PAZ aun en medio de la guerra---

Voy a Seguir dando luz aun en la peor oscuridad…

Seguiré sembrando, aunque otros pisoteen la cosecha…

Y seguiré gritando.. aun cuando otros callen….

Dibujare Sonrisas en rostros con lagrimas…

Tendré palabras de consuelo cuando vea dolor…

Hablare de lo hermosa que es la vida… aunque me abrume la tristeza…

Invitare a caminar al que se haya detenido en el camino…

Y animare a los que se hayan rendido…

Porque en medio de la desolación siempre habrá un niño que nos mirara esperanzado, atento a lo que vayamos hacer…

Y es que… aun en medio de la tormenta, por algún lado sale el sol.. y en medio del desierto crece una planta; siempre habrá un pájaro que nos cante, un niño que nos sonría y una mariposa que nos brinde su Belleza….

Desconozco su autor.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Prejuicios

Ser prejuiciosos respecto de algo o alguien, nos priva de la oportunidad de ir más allá de una "realidad aparente" para conocer cosas maravillosas que, por ideas preconcebidas y torcidas, no nos dejan conocer personas y hechos que valen la pena hacerlos parte de nuestra historia personal.

jueves, 30 de julio de 2009

Gracias frustración...


Qué doloroso es ver nuestros deseos frustrados, cuando lo que esperábamos no se cumplió, cuando la realidad aplasta nuestros sueños, cuando fuimos despertados ante la avasalladora verdad de no lograr lo que queríamos, a eso se llama frustración. Hay quienes quedan por siempre vencidos y también existen aquellos que la han convertido en su aliada, los inspira a insistir, a buscar nuevos caminos, por muy trágica que haya sido no los ha vencido.
Es relativamente sencillo abandonar el arado a la mitad del camino, dejar de luchar es la principal característica de los cobardes, el temor a perder los paraliza, es la suprema expresión de los derrotados, de quienes nada logran en la vida pues la vida misma los ha vencido.
Lo mismo cuesta pensar en grande que en pequeño, si aspiramos a la grandeza tenemos que aceptar la frustración como aliada, el perder como una alternativa para ganar, el desandar para identificar el camino acertado.
Por supuesto no hay frustración sin dolor, lo cual no significa que los triunfadores sean masoquistas sino todo lo contrario, son adictos al éxito, a lograr lo que desean y saben que sin emociones no existe el placer del triunfo. Las victorias y las derrotas forman parte de su vida.
La vida en su esencia nos plantea el eterno paradigma: lo que hacemos busca inconscientemente placer o evitar el sufrimiento, ambos están en la dinámica misma del existir. Los seres humanos triunfadores saben que todas sus acciones tendrán alguno de los dos aspectos, su valor radica en que enfrentan siempre la realidad y saben que la frustración está tan cerca como el placer de ganar, se arriesgan, se comprometen con todo su ser, siempre apuestan lo mejor y no esperan nada más que el triunfo y si no es así también están preparados para asimilarlo, volver con más conocimiento a intentarlo, pues nunca se retiran, derrotados sí, vencidos nunca.
Los Líderes de Excelencia han hecho de la frustración un valor, es su aliada, es una extraordinaria maestra que les muestra sus propias limitaciones, se dejan enseñar humildemente por ella.
En cambio a los mediocres solamente les proporciona amargura y odio, es más los paraliza a tal grado que se niegan rotundamente a volver a intentarlo. A todos aquellos que tienen un proyecto se encargan de desanimarlos pronosticándoles el peor de los fracasos, el efecto de sus frustraciones los ha convertido en auténticos proselitistas del negativismo y cuando sus pronósticos hacia los demás se hacen realidad, su frase predilecta es “yo te lo dije...” y disfrutan que sus peores expectativas se hayan convertido en realidad, son según ellos mismos los “abogados del diablo” para justificar sus críticas destructivas, nunca pierden ni ganan pues no intentan nada.
Por supuesto, los Líderes de Excelencia son constantemente atacados por estos bichos contaminantes, saben escucharlos y si obtienen algo valioso se los agradecen, pero definitivamente su actitud mental está muy por encima de su influencia negativa.
Cuando apreciamos las obras de los líderes auténticos, fácilmente nos podemos imaginar cuántos ataques de negativismo recibieron. Aún así tuvieron la tenacidad de sobreponerse y lograr finalmente lo que deseaban, seguramente ellos podrían promover la frase: “Gracias frustración porque me permitiste lograr lo imposible”.

Miguel Ángel Cornejo

lunes, 20 de julio de 2009

Sueños de semilla


En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades.
...Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia vida en proceso de desarrollo.

En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después.
Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil, absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje, llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. y tantas son las semillascomo son los sueños secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de germinar, echar raíces y darse a luz, morir como semillas... para convertirse en árboles.

Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su solidez, que oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños semilla.

Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos.

Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez enceguecedora.

Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos...Y un día, mientras transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer, ...una sabiduría interior las acompaña...porque cada semilla sabe.... cómo llegar a ser árbol...

Del Libro "Cuentos para pensar" de Jorge Bucay

jueves, 2 de julio de 2009

Nadie...


Nadie alcanza la meta con un solo intento,

ni perfecciona la vida con una sola rectificación,

ni alcanza altura con un solo vuelo.

Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces...

Nadie recoge cosecha sin probar muchos sabores,

enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra...

Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones,

ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad,

ni llega a puerto sin remar muchas veces...

Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas

ni recoge rosas sin sentir espinas...

Nadie hace obras sin martillar sobre su edificio,

ni cultiva amistad sin renunciar a si mismo.

Nadie llega a la otra orillas sin haber construido puentes para pasar.

Nadie deja el alma lustrosa sin el pulimiento diario de la vida.

Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad.

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible.

Nadie conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir.

Nadie encuentra el pozo del placer hasta caminar por la sed del desierto.

Pero nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don,

el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida,

el poder de realizarse y el impulso de si mismo.

Nadie deja de arder con fuego dentro sin antes saber lo que es el calor de la amistad.

Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone.

Si usas todo lo que tienes y confías en ti ¡esfuérzate! porque...¡¡¡VAS A LLEGAR!!!

Sin FE se puede perder un juego cuando ya estaba casi ganado...

Paulo Coelho

miércoles, 17 de junio de 2009

Imagina lo mejor...lo más lindo...


Trata de ser feliz, de disfrutar el día, aún cuando te parezca que no hay motivos mira a tu alrededor o hacia adentro, siempre hay un recuerdo, una mirada, un gesto que pueden cambiar tu día…
Deja todo lo que te preocupa por un instante de lado, la vida es hoy…no sabemos si hay mañana…Por eso no te detengas…No te permitas sentirte solo…En algún lugar siempre hay alguien que está pensando en ti, o te está esperando, sólo observa…
Tu puedes…La vida siempre nos da motivos para ser felices, está en nosotros el saber descubrirlos…Está en nosotros sentirnos bien, dejar a un lado todo lo que nos inquieta o nos lastima para dar paso a todo aquello que nos enciende y nos motiva…
Sólo por hoy…Sonríe…eres importante, eres único, no bajes los brazos, no sientas temor…La vida siempre nos da nuevas oportunidades para ser felices…Está en nosotros abrirnos a ellas, está en nosotros detener la marcha y abrir los brazos para recibir…
Si nos encerramos, si nos detenemos en los problemas, si nos marginamos, si nos aislamos nada es posible.
Imagina un día feliz…Una vida feliz…Está a tu alcance…Sólo es cuestión de poner toda la fuerza en nuestros pensamientos, en nuestros sueños…
El secreto de los triunfadores, de aquellos que todo lo logran está en que sienten el éxito y se ven disfrutando de los logros antes de obtenerlos…
Imagina lo mejor…lo más lindo…Cierra los ojos y siéntete un triunfador…El éxito de tu día y de tu vida dependen de ti.


Graciela Heger

lunes, 11 de mayo de 2009

Tu lugar en el mundo...


Nadie en el mundo va a darte
tu lugar si tú no lo ocupas primero.
Al que elige con firmeza su papel,
nadie le dicta el libreto
ni le señala cuando debe entrar o salir;
sólo tú eres el director, guionista
y protagonista de tu historia.
No importa tanto en realidad
si eres un actor secundario
en la obra de otros;
lo esencial es que seas
el actor principal en la tuya,
y también el redactor de tu libreto.


Es irrelevante el tiempo asignado a tu papel, siempre
será el necesario
para tu participación;
pero cuida de no equivocarte de escenario:
el tuyo es aquél
en el que se juega tu suerte.
No la de otro,
por apasionantes que puedan parecerlos libretos ajenos.
Esto tiene que ver
con la elección conscientede tu libertad en todos los niveles,
que te llevará siempre a negartea la aceptación de ese papel
que muchos asumen para descansar de sus obligaciones:
que es el de víctima.


Indaga profundamente en tu interior
cuál es tu si-no, cuáles son tus talentos, cuáles los
lenguajes con los que ansías expresarte, y luego
actúa.
No te limites a una sola forma de expresión, emprendela aventura
de descubrir de cuántos modos
puedes llegar a los demás con tu mensaje.
Cada conducta es una forma de manifestación; no te
limites al desempeño
de un único papel en tu vida.


Cambia, amplía tu experiencia,
pruébate en cosas nuevas,
ensaya algo distinto,
en tu trabajo, en tus pasatiempos,
en la forma de vincularte con los demás,
en el modo de amar a Los que amas.
No permitas que el miedo, los prejuicios,
la moda, la rutina o la presión de los demás, aplaquen
esa potencia creadora que habita en tu interior.
Exprésate y no te justifiques,
no expliques, no argumentes.
Actúa, porque por cada uno
que critica en voz alta,
existen diez hermanos silenciosos
que crecen con tu ejemplo
y a quienes tu coraje impulsa
a buscar en sí mismos
la fuerza que te anima.
Existe una verdad en ti,
debe ser revelada y transformada en acción. Esa verdad
se refiere a tu esencia
y a las características peculiares
que te identifican.

jueves, 7 de mayo de 2009

A mis Hijos....


El principio

¿De donde venía yo cuando tú me encontraste?
-Preguntó el niño a su madre.
Ella llorando y riendo le respondió apretándole contra su pecho:


- Estabas escondido en mi corazón, como un anhelo, amor mío. Estabas en las muñecas de los juegos de mi infancia, y cuando, cada mañana, formaba yo la imagen de mi Dios con barro, a ti te hacía y te deshacía; estabas en el altar, con el Dios del hogar nuestro, y al adorarlo a El, te adoraba a ti; estabas en todas mis esperanzas, y en todos mis cariños.
Has vivido en mi vida y en la vida de mi madre, tu fuiste creado siglo tras siglo, en el seno del espíritu inmortal que rige nuestra casa.
Cuando mi corazón adolescente abría sus hojas, flotabas tú, igual que una fragancia, a su alrededor; tu tierna suavidad florecía luego en mi cuerpo joven como antes de salir el solla luz en el Oriente.
Primer amor del cielo, hermano de la luz del alba, bajaste al mundo en el río de la vida y al fin te paraste en mi corazón...
Qué misterioso temor me sobrecoge al mirarte a ti, hijo que siendo de todos, te has hecho mío,¡Y qué miedo de perderte!
¡Así, bien apretado contra mi pecho! ¡Ay!
¿Qué poder mágico ha enredado el tesoro del mundo, a estos mis débiles brazos?
R. Tagore
P.D.: a mis dos Hijitos, dueños de mi corazón va dedicado este post...porque gracias a ellos tengo la dicha y la fortuna de escuchar cada día la palabra Mamá...
Gracias por ser MIS HIJOS, los adoro y los llevo en mi alma cada día de Dios!
Feliz día de las Madres a tod@s....

jueves, 16 de abril de 2009

No hay culpables...

...en el árbol genealógico

Cuando observamos el árbol genealógico debemos olvidarnos de buscar culpables. Aferrarse a la culpabilidad es un acto de puro narcisismo.
La culpabilidad es inútil. Pertenece a la vanidad. Cuando alguien comete un error y luego toma conciencia, se enriquece con ella. Jamás es demasiado tarde para reparar, porque lo que no hemos hecho por los nuestros, lo haremos por los otros. Y lo que hacemos por los otros lo hacemos por los nuestros.
Alejandro Jodorowsky

lunes, 13 de abril de 2009

Pensamientos de la felicidad


La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor sino de lo que pasa dentro de nosotros.

La felicidad se mide por el espíritu con el cuál nos enfrentamos a los problemas de la vida.

La felicidad es un asunto de valentía; ¡es tan fácil sentirse deprimido y desesperado…!

La felicidad es un estado de ánimo; no somos felices en tanto no decidamos serlo.

La felicidad no consiste en hacer siempre lo que queremos; pero sí en querer todo lo que hacemos.
La felicidad nace de nuestro corazón y en nuestro trabajo, y de hacerlo con alegría y entusiasmo.

La felicidad no tiene recetas; cada quien la cocina con el sazón de su propia meditación.

La felicidad no es una posada en el camino sino una forma de caminar por la vida.

Los sufrimientos nos pulen el alma, mientras que las alegrías le dan brillo. Lo que pasa es siempre lo mejor.

Goza mientras vivas, disfruta tu día; vive la vida al máximo; sácale el mejor provecho a lo que posees…

¡Es más tarde de lo que crees!

sábado, 4 de abril de 2009

¿Tú de qué eres esclav@?


¿De las heridas que recibiste cuando eras pequeño?, ¿de tus traumas de la infancia?, ¿de lo que alguien más decidió que fueras?, ¿de una relación que no te satisface?, ¿ de un trabajo que no disfrutas?, ¿de la rutina de tu vida?
¡Ya libérate! ¡tira ya ese costal que llevas en la espalda en el guardas el resentimiento, el rencor y la culpa. Deja ya de culpar a otros y a tu pasado por lo que no marcha bien en tu vida. Cada día tienes la oportunidad de empezar otra vez. Cada mañana, al abrir los ojos, naces de nuevo, recibes otra oportunidad para cambiar lo que no te gusta y para mejorar tu vida. La responsabilidad es toda tuya. Tu felicidad no depende de tus padres, de tu pareja, de tus amigos, de tu pasado, depende solo de ti.
¿Qué es lo que te tiene paralizado?, ¿el miedo al rechazo?, ¿al éxito?, ¿al fracaso?, ¿al que dirán?, ¿a la crítica?, ¿a cometer errores?, ¿a estar solo?
¡Rompe ya las cadenas que tu mismo te has impuesto! A lo único que le debes tener miedo es a no ser tú mismo, a dejar pasar tu vida sin hacer lo que quieres, a desaprovechar esta oportunidad de mostrarte a otros, de decir lo que piensas, de compartir lo que tienes. Tú eres parte de la vida y como todos, puedes caminar con la frente en alto. Los errores del pasado ya han sido olvidados y los errores del futuro serán perdonados. Date cuenta de que nadie lleva un registro de tus faltas, solo tú mismo. Ese juez que te reprocha, ese verdugo que te castiga, ese mal amigo que siempre te critica, ¡eres tú mismo! Ya déjate en paz, ya perdónate, sólo tú puedes lograrlo.
¿Cuándo vas a demostrar tu amor a tus seres queridos?, ¿Cuándo te queden unos minutos de vida?, ¿Cuándo les queden a ellos unos minutos de vida?
El amor que no demuestres hoy, se perderá para siempre. Recuerda que la vida es tan corta y tan frágil que no tenemos tiempo que perder en rencores y estúpidas discusiones. Hoy es el día de perdonar las ofensas del pasado y de arreglar las viejas rencillas. Entrégate a los que amas sin esperar cambiarlos, acéptalos tal como son y respeta el don más valioso que han recibido: Su libertad.
Disfruta de tus relaciones sin hacer dramas. Si pretendes que todos hagan lo que tú quieres o que sean como tú has decidido, si pretendes controlar a los que te rodean, llenarás tu vida de conflicto. Permite a otros que tomen sus propias decisiones como has de tomar las tuyas, tratando siempre de lograr lo que es mejor para todos. Así podrás llenar tu vida de armonía.
Y por último, ¿Qué estás esperando para empezar a disfrutar de tu vida? ¿Que se arreglen todos tus problemas?, ¿Que se te quiten todos tus traumas?, ¿Que por fin alguien reconozca tu valía?, ¿Que llegue el amor de tu vida?, ¿Que regrese el se fue?, ¿Que todo te salga como tú quieres?, ¿Que se acabe la crisis económica?, ¿Que te suceda un milagro?, ¿Que por arte de magia todo sea hermoso y perfecto?
¡Despierta ya !, ¡Esta es la vida!
La vida no es lo que sucede cuando todos tus planes se cumplen, ni lo que pasará cuado tengas eso que tanto deseas. La vida es lo que está pasando en este preciso instante. Tú vida en este momento es leer este párrafo, donde quiera que lo estés haciendo y con las circunstancias que te rodean ahora. En este momento tu corazón lleva sangre a todas las células de tu cuerpo y tus pulmones llevan oxígeno a donde se necesita. En este momento algo que no podemos comprender, te mantiene vivo y te permite, ver, pensar, expresarte, moverte, reír, ¡hasta llorar si quieres!
No te acostumbres a la vida, no te acostumbres a despertar todos los días y estar aburrido, o malhumorado, o preocupado. Abre tus ojos y agradece todas las bendiciones que puedes ver, agradece tu capacidad de oír el canto de los pájaros, tu música preferida, la risa de tus hijitos. Pon tus manos en tu pecho y siente tu corazón latir con fuerza diciéndote: "Estás vivo, estás vivo, estás vivo".
Yo se que la vida no es perfecta, que está llena de situaciones difíciles. Tal vez, así es como se supone que sea. Tal vez por eso se te han brindado todas las herramientas que necesitas para enfrentarla: Una gran fortaleza que te permite soportar las pérdidas, la libertad de elegir como reaccionar ante lo que sucede, el amor y el apoyo de tus seres queridos.
Se también que tú no eres perfecto, nadie lo es. Y sin embargo, millones de circunstancias se han reunido para que existas. Fuiste formado a partir de un diseño maravilloso y compartes con toda la humanidad sus virtudes y defectos. Así está escrito en tus genes, en los genes de todos los seres humanos que han existido y en todos los que existirán.
Tus pasiones, tus miedos, tus heridas, tus debilidades, tus secretos y tu agresión, los compartes con todos tus hermanos. ¡Bienvenido a la raza humana! Esos supuestos defectos son parte de tu libertad, parte de tu humanidad.
Si te preguntas ¿Quién soy yo para decirte todo esto? Te contestaré que no soy nadie, soy simplemente una versión diferente de lo que tú eres. Otro ser humano más entre miles de millones, pero uno que ha decidido ser libre y recuperar todo el poder de su vida………
Espero que tú también decidas hacerlo.
Tomado del libro: El Esclavo
Autor: Francisco J. Ángel Real

Anecdotas FACUNDO CABRAL contadas X el mismo


"El ahijado"

El poeta indio Tagore, que bautizara "mahatma", es decir, alma grande, a Ghandi, decía que cuando el hombre trabaja, Dios lo respeta, más cuando el hombre canta Dios lo ama. Mi madre poco antes de morir, me dijo: muero contenta porque cada vez te pareces más a lo que cantas. Juan Francisco, mi ahijado, dice, a sus dos años de edad, que soy artista porque canto, y que canto para poder comprarle chocolates, que es lo más razonable que escuché sobre mi oficio.

Borges

Cuando le pregunté a Borges porqué no había libros suyos en su biblioteca, me dijo: porque sigo teniendo el hábito de la buena lectura. Cuando le pregunte qué le había parecido Arreola, que acababa de visitarlo, me dijo: es un verdadero caballero, me dejó dos o tres silencios. Cuando le pregunté por Cien años de soledad, que le habían leído, me dijo: los primeros cincuenta años son memorables... Al verme asombrado por su presencia en mi concierto, Ray Bradbury me dijo: me asombra que se asombre de encontrar un Bradbury viniendo de un país que tiene un Borges que es asombroso.

La Madre Teresa de Calcuta

Pregunté a la Madre Teresa en Calcuta: ¿cuándo descansa? y me dijo: Descanso en el amor. Le pregunté: ¿cuál es el lugar del hombre? y me dijo: Donde sus hermanos lo necesitan. Le dije: nunca la escuche hablar de política, y me dijo: Yo no puedo darme el lujo de la política, una sola vez me detuve 5 minutos a escuchar un politico, y en esos 5 minutos se me murió un viejecito en Calcuta. Cada vez que yo entraba a la casa de la Madre Teresa, sentía que Dios recién había salido. Una señora, impresionada por verla bañar a un leproso, le dijo: yo no bañaría a un leproso ni por un millón de dolares, a lo que Teresa contestó: Yo tampoco porque a un leproso solo se lo puede bañar por amor.

El viejo Tarahumara, el campesino chino

Pregunté a un viejo Tarahumara porqué no usaban armas para defenderse de los cuatreros, y me dijo: Si las armas fuesen necesarias, habríamos nacido con ellas. Me dijo un campesino chino: Si quieres ser felíz un día emborrachate, si quieres ser felíz una semana cásate, si quieres ser felíz toda la vida se jardinero.

El maestro Rubinstein

En el Campo di Fiore, en el trastevere romano lo encontré, dándole migajas a las palomas. Le pregunté: ¿Usted es el que yo creo? y me dijo: Yo soy el que tú quieras. Le pregunté: ¿Usted es el maestro? Y me dijo: No, maestro es el que te puso delante de mi y a mi delante de ti. Yo soy Arthur Rubinstein.

El regalo de la libertad

Cuando me fuí de mi casa, niño aún, mi madre me acompañó a la estación, y cuando subí al tren me dijo: Este es el segundo y último regalo que puedo hacerte, el primero fue darte la vida, el segundo la libertad para vivirla. La oración dilecta de mi madre decía: Señor, te pido perdón por mis pecados, ante todo por haber peregrinado a tus muchos santuarios, olvidando que estás presente en todas partes. En segundo lugar, te pido perdón por haber implorado tantas veces tu ayuda, olvidando que mi bienestar te preocupa más a ti que a mi. Y por último te pido perdón por estar aquí pidiéndote que me perdones, cuando mi corazón sabe que mis pecados son perdonados antes que los cometa, ¡ tanta es tú misericordia amado Señor!.

La mayoría es buena gente

Alguna vez me preguntó mi madre: ¿cuándo vas a dejar de pelear para comenzar a vivir?, ¡porque no se pueden hacer las dos cosas a la vez!. Mi madre creía que que el día del Juicio Final el Señor no nos juzgará uno por uno -ardua tarea- sino el promedio, y si juzga el promedio estamos salvados porque la mayoría es buena gente. El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso -una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que construyen la vida-. Diría mi madre: Si los malos supieran qué buen negocio es ser bueno, serían buenos aunque sea por negocio.

Pensamientos de facundo Cabral

Psicomagia 6ªparte (Ojodoro)

Psicomagia 5ªparte (Ojodoro)

Psicomagia 4ªparte (Ojodoro)

Psicomagia 3ªparte (Ojodoro)

Psicomagia 2ªparte (Ojodoro)

Psicomagia (Ojodoro)

viernes, 27 de marzo de 2009

SILENCIO....


En diversas Tradiciones, se suele mencionar de forma más o menos explícita al silencio y sus enseñanzas. En el Evangelio según San Juan se hace referencia de forma implícita a ese “espacio vacío”, llenado por el Verbo en su manifestación: “En el Principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.” ( San Juan, 1-1 ). De donde se podría deducir entonces, que el silencio es la antepuerta de la Revelación.
Lao Tse afirmaba, como queriendo enfatizar que el silencio es la representación del Todo que: “El silencio es la Gran Revelación”.
El Budismo, anima a sus seguidores a realizar largas sesiones de silencio y recogimiento en su búsqueda de la perfección personal y del conocimiento. De todos es conocida, también, la importancia que la Escuela Pitagórica daba a la ley del silencio entre sus aprendices. De hecho, para sus seguidores, el silencio era “la primera piedra del Templo de la sabiduría”. Sería posible decir entonces, que uno de los motivos del intento de conocer el silencio en la historia de la Humanidad, es precisamente la búsqueda de sus orígenes más remotos. ¿Es ese el motivo por el que en muchas Sociedades Iniciáticas el silencio constituye un pilar fundamental en el aprendizaje? Es posible... Pero se me hace difícil responder con certeza a esta pregunta. La vivencia de lo que es el silencio puede llegar a ser muy distinta dependiendo del punto de vista de quién lo viva. Lo que sí parece cierto es que el silencio puede reportar un beneficio al ser humano. Pero, ¿es siempre así?El silencio es sinónimo de cautela, discreción, reserva y prudencia. Y dependiendo del uso que hagamos del mismo, el silencio podrá ser beneficioso o contraproducente, para con nosotros mismos y nuestros semejantes.
El silencio interior transforma las tensiones y la fatiga en bienestar. A esos instantes de tranquilidad le siguen sentimientos positivos que favorecen el desarrollo de las cualidades del individuo y potencian la autoestima.
Aprende a disfrutarlo...
El silencio te entrega un poco de PAZ!...

martes, 17 de marzo de 2009

Imaginate.....


Imaginate...Imagínate que pudieses alejarte de ti mismo unos cuatro o cinco pasos, suficientemente lejos como para estar completamente separado de ti mismo pero suficientemente cerca como para poder observar cada detalle.
¿Qué verías?
¿Qué impresión te llevarías de ti mismo?
¿Te agradaría lo que verías?
¿Qué consejo ansiarías darte?
Ahora mismo: Por un momento, mírate a ti mismo como mirarías a otra persona, con una dosis de objetividad y neutralidad.
Considera cómo se perciben desde afuera tus acciones y prioridades. Observa lo que haces con los momentos preciosos que conforman cada día. No sólo encontrarás oportunidades de mejora.También descubrirás enormes e increíbles posibilidades.Te ayudará a tener una nueva y valiosa perspectiva de ti mismo.Tú ya sabes como es visto desde el interior.Trata de descubrir cómo es visto desde afuera hacia adentro.
Verás el mundo de una manera nueva y positiva.

Autor: desconocido

viernes, 13 de marzo de 2009

LA HORA DE LA TIERRA!

Este 28 de marzo de 2009, a las 8.30 pm, cerca de 1000 millones de personas en 1000 ciudades apagarán sus luces durante una hora – La Hora de la Tierra - para demostrar que es posible que todos tomemos acciones ante el calentamiento global.
¡Participa de este evento!!! Es gratis...
Más de 60 países participarán en La Hora de la Tierra 2009. Este número crece día a día conforme gente como tú entiende cómo una acción tan pequeña puede lograr un cambio tan importante. Tú puedes hacer la diferencia.
La Hora de La Tierra es un mensaje de esperanza y de acción.

Únete a esta cruzada de La Hora de La Tierra 2009. Este 28 de marzo a las 8:30 pm apaga tu luz.
LLEVA ESTE MENSAJE A TU BLOG Y AYUDA A DARLE UN RESPIRO A LA TIERRA!

jueves, 12 de marzo de 2009

Juan salvador Gaviota

El año pasado tb dedique un post a uno de mis libros favoritos, y hoy una amiga bloggera, Vilmus, me recordo que ya era hora de hecharle nuevamente un vistazo para ver q nuevo mensaje tiene para mi, esto porque cada vez que lo leo encuentro algo que hace click, un mensaje que se habia quedado entre lineas y que hoy puede ganar sentido,... bueno, buscando encontre un video muy lindo y que no puedo no dejar de compartirlo con ustedes!
espero que lo disfruten y que con el no pierdan la esperanza de alcanzar sus más altos sueños e ideales!
un abrazo perfumado de amor!
luego me cuentan que les parecio, si?
P.d.: la foto la tome este año, cuando me encontraba con mi familia de vacaciones....y lo encontre a él, si!, a Juan salvador veraneando en Reñaca jjajajjajjaja, lindo verdad! y que fotogenicoooo!

lunes, 9 de marzo de 2009

SÉ UNA MARIPOSA INTENCIONAL



Tú eres importante
Tus pensamientos crean
Tus acciones cuentan.
Tu presencia cambia todo
Sé una Mariposa Intencional, un participante del efecto onda del afecto. Este es el principio, ahora es cuando comienzas. Es momento de despertar tu presencia, ser inspirado en tus acciones, y alcanzar el resultado más elevado para el planeta, la humanidad y toda vida sobre la tierra. Tú haces la diferencia y tú decides cual es la diferencia. Lo que piensas acerca de ti mismo afecta como te sientes y como actúas. Lo que piensas acerca de aquellos que conoces afecta a como se ven a ellos mismos. Todos creamos a los demás. No puedo ser maestro sino hay estudiantes. No puedo ser estudiante sino hay maestros.La pregunta no es si lo que piensas cuenta. Si, por supuesto. Tu participación es obligatoria; a pesar de tu percepción. Tu estas aquí, tú eres parte de la vida, y tú haces la diferencia. Tú eres un participante en la creación de tu futuro. Entonces, la única pregunta es "¿que clase de diferencia tu quieres hacer?" Depende de ti ser un participante consciente o inconsciente. La no-acción, el no hacer nada, es una elección y tu eres el único a quien debes la explicación. La no-acción es, a veces, la elección más valiente. Pero no hacer nada porque no quieres estar implicado, es una excusa para estar sin poder y sin contar. Entonces, haz elecciones con intención. Mantente deseoso de aprender, crecer, y evolucionar en tu habilidad de discernir en que hacer y que no hacer.En tus actividades diarias tocas diversas personas que ni siquiera conoces. La mujer o el hombre detrás del mostrador del banco que te sirve como cajero, tu interacción le suma o resta de su día en como interactúa con el siguiente cliente o colega. Tu interacción con ellos puede empujar su equilibrio interno hacia la amabilidad o hacia el enojo. ¿Que clase de influencia quieres ser? ¿Cual es la onda que tu energía esta creando?
Transfórmate en un faro de intención. Intenta paz, amabilidad, gracia, aprecio y reconocimiento del espíritu de la persona que esta enfrente de ti. No necesitas "conocerlos" para extender tu buena voluntad y buen corazón. No es la receptividad del otro la que impide tú que des lo mejor de ti en cada momento.
Practica la bondad, transfórmate en una mariposa intencional que ilumina cada interacción con la verdadera realidad que es nuestra humanidad compartida. Suma tu presencia al amor y la compasión que son agentes sanadores que libera nuestros espíritus y abre nuestras almas al conocimiento de nuestro verdadero yo. Cada interacción es una oportunidad de comenzar una reacción en cadena de afecto, de dar al momento un toque mágico que reverbera como una onda en un estanque. Hay infinitas posibilidades de afectar con una acción imprevista.
Esta es la forma de contribuir al cambio de frecuencia para generar un cambio. Como el agua que se calienta para hervir, este es el momento antes de ebullición, pero si el calor se mantiene o decae nunca llegara a hervir y pasara a la fase de vapor, a cambiar su frecuencia. Tú puedes ser ese momento y elegir sumar al cambio de fase de otro. Puedes ser la mariposa con un toque suave que contribuye al cambio de fase. Tú puedes ser la diferencia que cambia todo. No pierdas tu oportunidad. Únete al círculo, se una Mariposa Intencional. Haz la diferencia. Comienza ahora, se un ser humano afectuoso y consciente. Tu eres parte de una imagen mas grande, un plan mas grande que el que puedas percibir. Lo que das a uno lo das a la totalidad y al final volverá a ti.
*Abre la puerta a alguien mientras le miras a sus ojos y sonríe.
*Pregúntale al cajero del banco que tal esta.
*Felicita a tu pareja*Da una atención especial a tus niños
*Haz una llamada a alguien que vive solo
Construir en actos simples aumentándolos en frecuencia y vibración. Eleva tus acciones con intención. Extiende tu presencia amorosa para tocar la de los demás.
Pide oportunidades de ser una mariposa intencional. Mantén tu corazón abierto. Mantente alerta a momentos aparentemente accidentales o casuales que pueden cambiar el día de alguien.


SE FELIZ.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Armonía


Basta abrir los ojos a cada amanecer para percibir el constante fluir, solamente la flexibilidad implica la posibilidad del mantener una constante corriente de intercambio, la flexibilidad es vida, la rigidez es muerte, solo lo flexible perdura, lo rígido es barrido por los vientos de los tiempos, o es dejada atrás obsoleta y desfasada por la vida.
Lo flexible implica mantenerse consciente de la vida interna para adaptarse al entorno cambiante intercambiando selectivamente. La rigidez va impidiendo lentamente el darse cuenta de los cambios y la posibilidad de adaptarse a ellos.
Independiente de las teorías y dogmas, modelos y paradigmas con que los seres humanos llenan sus vidas deformando su visión, la realidad múltiple, multifacetica y siempre cambiante lo circunda y empuja, si no se está dispuesto a abrirse a ella se pierde lugar en el flujo de la vida quedando arrinconados en remansos olvidados y quietos en los cuales la renovación se va deteniendo.
Intercambio es cambio, traspaso es fluir, de lo propio a lo ajeno y vuelta al proceso constante de simbiosis y alquimia, se es parte de la vida como el elemento transmutador que va transformando lo inferior en superior, dentro de sí, hacia afuera.
Todo ello requiere estar con el oído y la vista interior alertas, prontos a detectar sin miramientos lo bajo en lo propio para cambiarlo en lo mejor para el vivir, atentos para ser los instrumentos del YO Superior que omnipresente trata con el ser dormido y anestesiado por tantos múltiples destellos que lo mantienen en hipnosis, muchas veces voluntaria por orgullo.
Traspaso, cambio, transmutación, aceptación del permanente ahora que nos entrega múltiples posibilidades de crecer en el interior, de ahí si quieres el desarrollo se como la Aurora, siempre naciente dispuesta a alumbrar aparentemente las mismas cosas. Pero tu vista interior te muestra que todas son nuevas. No es acaso el amanecer el recuerdo permanente del fluir.

Endurecerse es morir, pero no es la muerte aparente de la evolución a una forma superior, es la muerte de la involución. La muerte del descenso.
La transformación permite pasar a un plano superior en donde nuevas leyes rigen tu vivir y por sobre todas encuentras dos fuerzas poderosas AMOR LIBERTAD.
La mariposa que dejo de ser larva ama la vida y es libre para vivir en un mundo interior y exterior mas amplio y de mas dimensiones.
Durante la alquimia de la transformación la dura red que la protege la cubre del peligro exterior, pero una vez producido el cambio, queda atrás para volver al inicio, ¿cual es la señal de salir?, El toque interno que dictamina sin apelación que ya es hora.
Energía, que es todo, sino un constante fluir en múltiples corrientes de intercambio, no somos acaso energía en sus infinitas formas, no es acaso todo el Universo una gigantesca danza armónica de las energías en la cual somos parte, así pues no hay muerte sólo transmutación, no necesitamos buscar un sentido a la vida, lo tiene en sí.
No necesitamos Dioses somos parte de Él; no necesitamos normas, somos parte de la gran Ley y basta con percibir con el sentido interior para producir la conexión, vivimos en "MAYA" la ilusión, y por ello somos niños jugando.
El sufrimiento en si es inútil pues no existe salvo en nuestra ilusión, solo se aprende por el AMOR, cuando seamos capaces de superar las barreras por nosotros creadas caeremos en cuenta del tiempo perdido y olvidado buscando el dolor como maestro cruel.
No hay tal, solo puedes crecer si te nutres con el AMOR, para ti y para quienes te rodeen. No esparzas más dolor en esta ilusión de mundo, esparce AMOR, esparce FE, esparce ESPERANZA, sé el Faro Luminoso que entrega el mensaje de LUZ y BONDAD.
Esa es la misión mientras juegas en esta ilusión particular.Ten FE, estoy contigo y estaré contigo siempre, porque soy parte de ti y tú eres parte de mí.
TEN FE Y RECIBE AMOR ASI COMO LO ENTREGUES.

"Cuando el hombre nace es tierno y débilY cuando muere es duro y rígido.Cuando las plantas están vivas son blandas y flexibles.Y cuando están muertas son secas y rígidas.Por eso la dureza y la rigidez son compañeras de la muerte.Y la blandura y la suavidad son compañeras de la vida.Por eso cuando un ejercito es empecinado es derrotado.Cuando un árbol es duro será derribado.Lo grande y fuerte declina.Lo suave y tierno prospera".

TAO TE KING Epigrama LXXVII

jueves, 26 de febrero de 2009

Critica constructiva...


El valor de la crítica constructiva se fundamenta en el propósito de lograr un cambio favorable que beneficie a todas y cada una de las personas involucradas en circunstancias o ambientes determinados, con actitud de respeto y sentido de colaboración.
De forma natural el hombre busca comunicar sus pensamientos e influir en los demás con su opinión para lograr cambios en la familia, la sociedad, el trabajo o la escuela, sin embargo, corremos el riesgo de sujetarnos únicamente a nuestro particular punto de vista e intereses, sin atender a las necesidades o propósitos que tienen los demás A través de la crítica constructiva se desarrollan otros valores: lealtad, honestidad, sencillez, respeto, amistad... Con esta referencia sería absurdo cerrar nuestro entendimiento y pasar por alto la importancia de vivir este valor, pues nadie puede jactarse de tener un buen juicio crítico, si no ha logrado establecer un equilibrio entre la manera como acepta las críticas y la forma e intención con que las expresa.
Cada vez que una persona desea expresar su opinión o inconformidad con rectitud de intención, tiene que aclarar que es “una crítica constructiva”, para evitar malos entendidos y lograr una mejor disposición de su interlocutor. A veces somos tan susceptibles, que sin la aclaración pertinente nos sentimos agredidos. Si fuésemos más sencillos y maduros, encontraríamos en cada crítica –positiva o negativa- una oportunidad para cambiar y mejorar nuestra forma de vida. En realidad, aún de las críticas más acres deberíamos tener la serenidad, paciencia y madurez para obtener lo mejor de ella, aún si hiere nuestro amor propio.
Ahora bien, es muy común que nuestra tendencia a criticar se propague sin ton ni son y convertimos a la crítica en una forma de oposición y rechazo a todo aquello que no nos gusta; observamos y manifestamos inconformidad casi de todo: el modo de vestir, las opiniones, la forma de gobierno, las normas de vialidad, la conducta del vecino... y muy pocas veces, hacemos un juicio objetivo y valiente sobre nuestro comportamiento y modo de pensar. Lo primero será reconocer que frecuentemente hablamos sin fundamento, nos quedamos con unas cuantas palabras del noticiero o del diario, cotejando nuestra pobre información con los comentarios que escuchamos en la oficina o con los amigos, hacemos conjeturas y emprendemos el vuelo aprobando o desaprobando todo tema de actualidad: iniciativas de ley, la política económica, los eventos sociales, sucesos de carácter internacional y hasta las nuevas disposiciones en materia de educación o de salud... ¡Con qué facilidad no erigimos en autoridades competentes!Es claro que las decisiones de índole social o política a veces muy distantes del común de las personas, pero esto no justifica la critica mal intencionada. En todo lugar existen medios, asociaciones y grupos de personas con el afán de crear una sociedad más justa y llena de oportunidades para todos. ¿Por qué no participar o tomar la iniciativa en nuestras manos? Tal vez no todos tenemos el valor de asumir una responsabilidad más grande, de mayor trascendencia...Pero la crítica más dura y severa la realizamos hacia las personas que conocemos y los lugares donde asistimos: nos disgusta el sistema de trabajo que se lleva en la empresa, y por ende, quienes la encabezan; calificamos la aptitud de nuestros colegas con comparaciones absurdas; señalamos con firmeza los defectos, costumbres y hábitos de nuestros conocidos y amigos; nos disgustamos porque en casa las cosas no se hacen a nuestro gusto. ¿Acaso hacemos un bien expresando opiniones negativas?
Cualquier comentario fuera de lugar o falto de delicadeza, no solo ofende, destruye además la buena comunicación, la imagen y opinión que se tiene de las personas y por si fuera poco, habla muy mal de nosotros. Para que nuestra crítica tenga valor, se requiere una actitud honesta, leal y sencilla: si algo nos disgusta o incomoda, no hay porque escondernos en el anonimato, generar murmuraciones o crear conflictos, si deseamos que las cosas y las personas mejoren, lo correcto será acercarnos a los interesados y expresar abiertamente nuestro punto de vista, dispuestos a escuchar y a obtener un resultado provechoso para todos.Para concretar propósitos que nos lleven a ejercitar el valor de la crítica realmente constructiva debemos evaluar con sencillez y valentía nuestro modo de ser, esto significa ser autocríticos:
- Evalúa las situaciones, escucha a las personas y pregunta. De esta manera tendrás los elementos necesarios para formar un juicio correcto y dar una acertada opinión.
- Antes de criticar a las personas en cualquier aspecto, examínate con el mismo rigor y criterio, no sea que tengas los mismos defectos. Recuerda que para ayudar a los demás, tú debes ser el primero en mejorar.
- Haz el propósito de descubrir lo bueno que tienen las personas, las instituciones y las circunstancias. Si no tienes algo positivo que decir, lo mejor es callar.
- Examina tus intenciones, sentimientos y estado de ánimo antes de pronunciar palabra.
- Aprende a informarte con profundidad y acostúmbrate a hablar de los hechos, evitando hacer interpretaciones y suposiciones superfluas.
- Acepta con madurez todo tipo de críticas y comentarios respecto a tu persona y modo de trabajar, centrando tu atención en la oportunidad de mejora.
Cualquier crítica debe formularse responsablemente a través de la reflexión, considerando las implicaciones que podría tener; el respeto que debemos a las personas se manifiesta protegiendo su buen nombre y reputación, además de procurar su mejora individual. De esta manera actuamos en justicia y todo nuestro actuar se convierte en actitud de servicio e interés por el prójimo.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Año nuevo, vida nueva!


Un nuevo año recién iniciado: Todo comienza si tú quieres, todo vuelve a empezar...
Yo me uno a los grandes insatisfechos, a los que reniegan de la mediocridad, a los que aún conscientes de sus debilidades confían y luchan por una vida mejor.
Todos desean a los demás y a si mismos un buen año, pero pocos luchan por obtenerlo. Prefiero ser de los segundos
Comienza un nuevo año y con el un mundo de oportunidades se abre ante nosotros. El momento es propicio para reflexionar internamente sobre experiencias pasadas, situaciones presentes y el porvenir. Para aprender del pasado, disfrutar el presente y construir un futuro mejor.
Si nos detenemos por un momento y hacemos una pausa para mirar hacia atrás, podremos darnos cuenta que nos encontramos exactamente donde nos han traído nuestras acciones pasadas. El ser humano construye su futuro día a día mediante sus pensamientos, palabras y acciones, y estas a su vez van moldeando el presente.
Algunos pueblos que han tomado conciencia de la importancia de los actos de cada uno de sus habitantes para la consecución de un fin común, han incorporado a sus culturas la tradición de los propósitos a alcanzar en el año nuevo.
Esta tradición es muy sencilla. En ella cada persona se traza metas que hasta ahora no ha podido alcanzar, o no se había planteado y se hace el firme propósito de lograrlas durante el año que recién comienza. Puesto que según la tradición esto ocurre generalmente en alguna reunión social relativa al nuevo año, puede ser la cena de fin de año o la primera reunión de familiares y amigos del año que apenas comenzó, es costumbre comunicarse entre los concurrentes sus propósitos para de esta manera intercambiar opiniones sobre la mejor manera de lograrlos y obtener el apoyo necesario de quien este dispuesto a brindarlo para concretarlos, y si ocurre que se encuentran personas con propósitos comunes, unir esfuerzos para facilitar su consecución.
Esta tradición no esta limitada exclusivamente a propósitos individuales, pueden plantearse también propósitos familiares, de grupo, sociales y hasta mundiales, y de esta manera poner un granito de arena para construir un mundo mejor, el mundo que todos en el fondo deseamos.
Con el pasar del tiempo nuestra voluntad se fortalece y nos sentimos cada vez más capaces de lograr lo que nos propusimos; y no solo eso sino que también sentimos la necesidad de hacer algo por aquellos que hasta ahora no se han propuesto lograrlo pos si mismos, y comienza entonces un proceso de crecimiento en el cual nos volvemos conscientes de que somos dueños de nuestros destinos y capaces de utilizar nuestra voluntad en formas cada vez más creativas y constructivas.
A partir de ese momento vemos los obstáculos solo como situaciones a superar y de las cuales aprender, el contento se abre paso entre los lamentos, la alegría vence a la tristeza y la esperanza, la seguridad y la confianza reinan donde antes se encontraba el temor.
Siempre podemos escoger entre vivir el mundo cual lo conocemos o cambiarlo en el que deseamos, la decisión al final es de cada uno según decida ejercitar su libre albedrío.
Que este nuevo año nos brinde paz, amor, salud, armonía, unión, felicidad y prosperidad.
Así sea!
Muacks!

miércoles, 10 de diciembre de 2008

El ego y el tiempo presente


La relación más importante y primordial de la vida es la relación con el Ahora, o mejor aún, con cualquiera que sea la forma que adopte el Ahora, es decir, lo que es o lo que sucede. Si la relación con el Ahora es disfuncional, esa disfunción se reflejará en todas las relaciones y en todas las situaciones de la vida. El ego podría definirse sencillamente como una relación disfuncional con el momento presente. Es en este momento cuando podemos decidir la clase de relación que deseamos tener con el momento presente. Una vez que hemos alcanzado un cierto nivel de conciencia, es decir, de Presencia (y si está leyendo esto es porque seguramente es su caso) estamos en capacidad de decidir qué clase de relación deseamos tener con el momento presente. ¿Deseo que éste momento sea mi amigo o mi enemigo? El momento presente es inseparable de la vida, de tal manera que nuestra decisión se refiere realmente a la clase de relación que deseamos tener con la vida. Una vez tomada la decisión de ser amigos con el momento presente, nos toca dar el primer paso: mostrarnos amigables con él, acogerlo independientemente de su forma de presentarse. Y no tardaremos en ver los resultados. La vida se torna amable con nosotros. La gente nos ayuda y las circunstancias cooperan. Pero es una decisión que debemos tomar una y otra vez, hasta que aprendemos a vivir naturalmente de esa manera. Con la decisión de hacer amistad con el momento presente viene el fin del ego. El ego no puede nunca estar en consonancia con el momento presente, es decir, en consonancia con la vida, puesto que su propia naturaleza lo induce a resistir, menospreciar o hacer caso omiso del Ahora. El ego se nutre del tiempo. Mientras más fuerte el ego, mayor es el tiempo durante el cual controla nuestra vida. Casi todos nuestros pensamientos entonces se refieren al pasado o al futuro y el sentido de lo que somos depende del pasado, donde encuentra una identidad, o del futuro donde busca su realización. El temor, la ansiedad, la expectativa, el remordimiento, la culpa, y la ira son disfunciones del estado de la conciencia atrapado en el tiempo. El ego trata el momento presente de tres maneras: como un medio para una finalidad como un obstáculo o como un enemigo. Analicemos una a la vez, de tal manera que cuando ese patrón se apodere de usted, pueda reconocerlo y decidir nuevamente. En el mejor de los casos, el ego ve en el momento presente un medio para cumplir una finalidad. Sirve para llevarnos a algún momento en el futuro considerado más importante. Pero el futuro nunca llega salvo como momento presente y, por tanto, nunca es más que un pensamiento en la cabeza. En otras palabras, nunca estamos totalmente aquí porque siempre estamos ocupados tratando de llegar a algún otro lugar. Cuando este patrón se acentúa, lo cual suele suceder, el momento presente es visto o tratado como si fuera un obstáculo a superar. Es allí donde surgen la impaciencia, la frustración y el estrés y, en nuestra cultura, esa es la realidad cotidiana, el estado normal de muchas personas. La Vida, la cual ocurre ahora, es vista como un “problema”, y todos habitamos en un mundo lleno de problemas que debemos resolver para ser felices, sentirnos realizados o comenzar realmente a vivir (o por lo menos eso creebmos). El problema está en que, por cada problema que resolvemos aparece uno nuevo. Mientras veamos un obstáculo en el momenbto presente, los problemas no tendrán fin. “Seré lo que deseas que sea”, dice la Vida o el Ahora. “Te trataré como tú me trates. Si me ves como un problema, eso seré para ti. Si me tratas como a un obstáculo, seré un obstáculo”. En el peor de los casos, y esto también es muy común, el momento presente es visto como un enemigo. Cuando odiamos lo que hacemos, nos quejamos de nuestro entorno, maldecimos de las cosas que suceden o han sucedido; o cuando nuestro diálogo interno está lleno de lo que deberíamos o no deberíamos hacer, de acusaciones y señalamientos, entonces nos peleamos con lo que es, con aquello que de todas maneras ya es como es. Convertimos a la Vida en nuestra enemiga y ella nos dice, “si lo que quieres es guerra, guerra tendrás”. La realidad externa, la cual es siempre el espejo de nuestro estado interior, se experimenta como algo hostil. Una pregunta crucial que debemos hacernos con frecuencia es ¿cuál es mi relación con el momento presente? Después debemos estar alertas para descubrir la respuesta. ¿Trato el Ahora apenas como un medio para llegar a una finalidad? ¿Lo veo como un obstáculo? ¿Lo estoy convirtiendo en enemigo? Puesto que el momento presente es lo único que tendremos, puesto que la vida es inseparable del Ahora, lo que la pregunta significa realmente es, ¿cuál es mi relación con la vida? Esta pregunta es una forma excelente de desenmascarar al ego y de entrar en el estado de Presencia. Aunque la verdad absoluta no está encarnada en la pregunta (en últimas, yo y el momento presente somos uno), es una guía importante hacia el camino correcto. Hágase esa pregunta con frecuencia, hasta que ya no la necesite. ¿Cómo trascender una relación disfuncional con el momento presente? Lo más importante es reconocerla en nosotros mismos, en nuestros pensamientos y en nuestros actos. Estamos en el presente en el momento mismo en que notamos que nuestra relación con el Ahora es disfuncional. Ver equivale al afloramiento de la Presencia. Tan pronto como vemos la disfunción, ésta comienza a desvanecerse. Algunas personas se ríen cuando ven esto. Con el reconocimiento viene el poder de elegir: la posibilidad de decirle “sí” al Ahora y de aceptarlo como amigo.

© Eckhart Tolle

Disolver los conflictos


Todos los seres humanos tenemos dos aspectos que mostrar al mundo: la cara amable, con todas las cualidades y fortalezas que hemos desarrollado, y el aspecto negativo con todos nuestros defectos, fallas de carácter, e innumerables carencias. A esto habría que añadir que cuando la parte positiva está muy desarrollada, por lo regular también la sombra es muy poderosa.

La ciencia de la felicidad consiste en saber alinearse para poder obtener lo mejor que cada ser tiene para dar. Esto se logra solamente cuando somos capaces de mantener nuestro enfoque en su lado positivo. Cuando ocurre lo contrario (percibes reiteradamente sus defectos, no escatimas en la crítica, y rechazas un determinado comportamiento que tú desapruebas) entonces creas la correspondencia exacta para que esa persona descargue en ti toda su negatividad. Realmente todo depende del lente que tú uses, porque es tu enfoque el que crea las correspondencias. Tus experiencias siempre responden a una ley cósmica que decreta: "De lo mismo que tu das, recibes".

Consideremos por ejemplo el caso de una pareja de enamorados. Cuando están de novios normalmente los dos se regocijan en las cualidades del otro, y su relación los transporta hasta la cumbre de la felicidad y la armonía. Sin embargo, en el momento en que comienza su convivencia, empiezan a notar los defectos del compañero, y sus atributos positivos fácilmente pasan a segundo plano. Entonces la polaridad cambia, y se comienza a atraer es lo peor que la pareja tiene para dar, naturalmente en detrimento de la felicidad mutua.

Todo conflicto en las relaciones comienza con el enfoque de la mente en un aspecto negativo del otro. La mente juzga, hace su propia interpretación de lo que ve, y luego condena. Cuando un patrón mental ha sido creado, la energía fluye en la dirección que se le imprime, hasta devolverse y producir un resultado. En el caso antes citado las consecuencias serán: perder la paz, y atraer cada vez más sufrimiento. Con el agravante de que, una vez ese patrón mental queda establecido, será más fácil reciclar desdichas, que cambiar las actitudes ya establecidas.

La crítica y el chisme son un paso más adelante en este proceso de crear conflictos. Cuando la palabra hablada se une al pensamiento negativo, quiere decir que la energía de creación, que hemos emitido, llevará más fuerza. Tarde, o temprano el boomerang que hemos lanzado retornará a su dueño, trayendo consigo una carga negativa, que invariablemente producirá roces, disgustos y molestias.

Te preguntas entonces ¿por qué nadie me quiere? ¿Por qué mis relaciones están llenas de asperezas y solo recojo incomprensión y agresividad de quienes me rodean? ¡Observa tus pensamientos, y tus palabras! En tu mente tienes la energía para crear tu realidad. Si escoges pensar lo peor del otro, atraerás lo peor que él, o ella tiene para dar. Si reconoces sus valores, y te enfocas en ellos, ocurrirán dos cosas, ambas favorables: 1) Te sentirás bien contigo mismo, y 2) Esa persona estará abierta para compartir contigo sus tesoros internos.

No olvides que hasta el criminal más empedernido, hasta el ser más abominable, posee una chispa de luz en su corazón. Concéntrate en reconocer esa chispa, y experimentarás en tu mundo la milagrosa transformación que solo el poder del amor sabe brindar.


por Hortensia Galvis

jueves, 27 de noviembre de 2008

La vida está en tus manos

Realidad e ilusión

Desde el punto de vista cotidiano, el mundo es real. Elaboramos nuestra experiencia de él en base a una serie de conceptos en los que todos estamos de acuerdo. Pero en la realidad, todos los diferentes aspectos de la existencia son transitorios, cada momento es un cambio que ha sufrido el momento anterior. No hay una realidad permanente en la cual sostenerse, y todo aquello en lo que queremos apoyarnos está sujeto a cambio.

Tan pronto como ocurre una experiencia, ya es pasado… Sin embargo, a menudo sentimos sólo muy vagamente ese proceso de cambio, en parte porque algunas veces cambia tan lentamente que no nos damos cuenta. No vemos el proceso en sí sino súbitamente el resultado. Por ejemplo, cuando miramos hacia atrás recordando nuestra niñez, encontramos que ya no somos - física y mentalmente - el que éramos, pero aún seguimos considerando que ese niño somos nosotros.

Con miras a comprender la transitoriedad más claramente, es útil a veces pensar que nuestras vidas se parecen a un sueño. Cuando estamos soñando, todo lo que experimentamos parece muy real. Sólo al despertar del sueño descubrimos que esas experiencias no eran reales. El campo de la mente ha provisto
el material para todas las imágenes, toda la acción, todo el lenguaje del sueño. De la misma manera, la mente de vigilia sostiene y ordena nuestros pensamientos, sentimientos y percepciones a medida que pasan por ella. El resultado parece real e incluye todo lo que conocemos como experiencia cotidiana. Sin embargo, cuando miramos hacia atrás nuestras experiencias vemos que están compuestas sólo de pensamientos e impresiones transitorias.

Realmente, el hecho de darse cuenta que toda nuestra experiencia es transitoria y que nos elude cuando buscamos permanencia detrás de ella, puede ser escalofriante y aun amenazador. El cambio es trastornador y la idea de constante cambio es quizás más perturbadora cuando nos preocupamos en pensar en ello. Queremos que nuestro mundo sea al menos parcialmente sólido y estable, algo de lo que podamos depender. No vemos que si cada parte de nuestra existencia fuera fija o sólida, ella sería un gran obstáculo. El cambio es lo que permite crecer y desarrollarse. La transitoriedad no es una amenaza, en lugar de eso es la apertura a nuevos horizontes.

Limitamos nuestro horizonte por creer sólo en lo que nos es familiar. Aunque cada sistema de creencias pueda expresar algún aspecto de la verdad, todos están basados en la consciencia humana cotidiana y así puede apuntar solamente a verdades relativas, nunca a la totalidad. Mientras un sistema de creencias pertenezca al reino de ideas y de conceptos, él nos limita a una muy pequeña parte del conocimiento que hay efectivamente disponible para nosotros.

Por lo tanto, en el intento por descubrir todas las posibilidades que se nos presentan, debemos aprender a ir más allá de la consciencia humana cotidiana y entrar en el ámbito de la experiencia directa. Esto es difícil de hacer porque nuestra mente sólo sabe seguir ideas, instrucciones y conceptos y esto hace que proyecte la idea de ir más allá, de trascendencia o transmutación. Estamos atrapados en la idea, y por ello permanecemos en nuestro primitivo estado de consciencia. Mientras sigamos pensando de esta manera, permaneceremos en el nivel de consciencia que está limitado a los conceptos.

A través de la meditación, podemos obtener una comprensión de la naturaleza cambiante de toda existencia, y podemos entonces abrimos a una nueva manera de ver. Junto con comprender que nuestro mundo cotidiano está siempre cambiando, desarrollamos una lucidez intrínseca, la que puede penetrar en todas las formas aparentemente sólidas. Entonces descubrimos un mundo vasto e inexplorado, un lugar en el que cada momento nos trae una experiencia nueva. Nuestro embotamiento, confusión y desasosiego desaparecen junto con todas las otras ilusiones, y nuestra experiencia toma un nuevo significado.

Pueden todavía aparecer obstáculos a nuestro progreso, pero podemos esquivarlos aprendiendo a «fluir» con nuestra experiencia, así ella nos dará una real estabilidad y libertad. Cuando descubrimos que el cambio es la verdadera naturaleza de la existencia, nuestra antigua concepción del mundo parece empequeñecida y limitada. Una nueva realidad emerge de la anterior, igual que un ave fénix de las cenizas.

El Movible Tapiz de Sueños:
Al nacer, la consciencia es, en efecto, muy clara, excepto por las previas semillas kármicas que contiene. Esta claridad se va oscureciendo por los condicionamientos de nuestra vida de vigilia. En forma gradual, en lugar, simplemente, de percibir cada momento vivido, la consciencia colecciona y luego retroalimenta condicionamientos de imágenes y conceptos, y desde allí crea un sentido de identidad separada (ego). Parecemos haber aprendido o - al menos - haber acumulado y almacenado información; pero, en realidad,
el ego está precisamente recreándose y perpetuándose a sí mismo. Este mismo proceso ocurre en nuestro estado de sueños. Imágenes, conceptos e interpretaciones son tejidos según un diseño, uno activando al otro. Toda la experiencia de nuestra vida es como un tapiz movible.

Por definir y juzgar todo lo que experimentamos, nuestras vidas llegan a ser tan complejas que no hay ni un espacio, ni una imagen, sin una etiqueta. Nuestra lucidez, subyacente y clara, está totalmente oscurecida. Es, sin embargo, posible hacerse un camino a través de esta oscuridad. Las interpretaciones toman su forma sobre niveles de consciencia más profundos, y cuando penetramos aquellas exterioridades, podemos contactar genuinamente con la experiencia directa, en la cual no hay interpretaciones ni categorizaciones.

Nuestras herramientas habituales de consciencia no pueden actuar a través de esas oscuridades porque hemos dependido muy tempranamente del nivel superficial de nuestra experiencia. Podemos, sin embargo, usar el estado de sueño. Aunque en muchos aspectos él es muy similar al estado de vigilia, tiene mucha más flexibilidad. En sueños podemos manipular las imágenes con facilidad y cambiando situaciones soñadas podemos aprender a cambiar nuestra realidad de la vigilia. Los sueños no son simplemente diseños fijos de imágenes o colecciones de imágenes reflejadas, ellos son un canal directo a nuestra lucidez interior.

Si cuando soñamos nos damos cuenta de que ese sueño es un sueño, esto puede ser de gran beneficio para nosotros, porque podemos usar ese conocimiento para modelar nuestro sueño a voluntad.

Habitualmente, consideramos el estado de vigilia como consciente y el estado de sueño como inconsciente. Pero en ambos estados usamos el mismo proceso de pensamientos. Ellos no son tan diferentes el uno del otro. Cuando nos damos cuenta que toda existencia es como un sueño, la separación entre ambos desaparece, La experiencia que ganemos practicando durante nuestros sueños nos servirá en nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, podemos aprender a cambiar las imágenes terroríficas que veamos en nuestros sueños por otras apacibles. Usando el mismo proceso, podemos trasmutar las emociones negativas del día en una acrecentada lucidez.

En nuestro estado habitual de comprensión creemos que existe una realidad a la que damos una posición fija. Pero, gradualmente podemos aprender a crear nuestra propia realidad. El mundo y nuestra realidad no son sólidos; todo interactúa, todo puede ser penetrado. No hay una simple realidad. Cuando nos damos cuenta que las situaciones no son tan concretas como pensábamos, nuestra gravedad y tensión hacia la vida empieza a disolverse.

Es útil pensar de toda nuestra experiencia como siendo un sueño. Cuando lo hacemos, los conceptos y las auto identidades que nos han limitado empiezan a desaparecer. A medida que nuestra auto identidad se vuelve menos rígida, nuestros problemas se hacen más livianos. Al mismo tiempo, se desarrolla un nivel mucho más profundo de lucidez.

Es difícil llegar a librarse de la garra del ego. Sin embargo, una vez que nos damos cuenta que todo es como un sueño, el ego cambia naturalmente. No necesitamos pelear con nuestro ego, porque ya no nos identificamos más con él.

Cuando realmente comprendemos que todo es un sueño, el ego deja de estar presente. Nosotros llegamos a ser la energía misma, de modo que cualquier manera de actuar ya no está aferrada a una identificación. Cuando dejamos de estar limitados por las restricciones del ego, nuestra energía es vívida y aguda, tan brillante como la luz del sol. En ese momento, cuando aparece una emoción, puede ser expandida hasta volverse más grande que nuestro cuerpo, y llenar todo el espacio, más allá de la imaginación y de la mente. La experiencia está entonces unida al experimentador. Es la total expansión, la total apertura. Esta penetración nos lleva más allá del pensamiento, de la substancia y de la acción.

No debemos pensar que al comparar la vida con un sueño nos referimos sólo a objetos externos. Nuestra entera subjetividad, todas nuestras percepciones, toda nuestra consciencia, es un sueño. El sueño no está formado solamente por las imágenes de nuestra percepción. Cuando somos conscientes de esto, vemos samsara en nirvana. Aun las cosas más difíciles y duras llegan a ser fáciles y posibles de disfrutar . Uno obtiene una pura lucidez, y la manera de lograrla es llegar a damos cuenta de que toda experiencia es como un sueño.

El Loto del Sueño:
En sueños nosotros podemos hacer lo imposible. Nuestro estado de sueño es como sumergirse en las profundidades del océano, mientras que nuestro estado de vigilia es como navegar en la superficie del mar. Porque los sueños no son desarrollados conscientemente sino que surgen en forma espontánea, ellos eluden los filtros presentes en nuestro estado de vigilia. Ellos nos llevan a un conocimiento no alcanzable en nuestra consciencia habitual.

Sin embargo, no es siempre fácil trabajar con el estado de sueño, porque todavía usamos nuestros conceptos ordinarios para hacer contacto con nuestras experiencias soñadas. Pero hay maneras de sintonizar con la densidad y ritmo de las modalidades del sueño, y así sondear esta fuente de conocimiento. Una de ellas es practicar cierta visualización justo antes de dormirse.
Para estimular este tipo de visualización hay que empezar por crear el correcto tono de sensibilidad relajándose profundamente. Primero, relajar la cabeza y ojos, los músculos del cuello y espalda y, finalmente, el resto del cuerpo. Dejar ir toda tensión y clarificar la mente tanto como sea posible. Simplemente, yacer ahí y respirar muy lenta y suavemente. Dejar que la mente y el cuerpo sientan la liviana y apaciguadora presencia de la relajación.

Luego, conducir la mente en la forma gentil como conduciríamos a un niño pequeño. La mente ama la sensibilidad, así que aquietémosla con sentimientos cálidos, gozosos y tranquilos. La mente debe detener su saltar de un lado para otro, las quejas y conceptos se alejarán y seremos capaces de relajarnos profundamente. Entonces podemos empezar a visualizar.

Cuando estés ya calmado y apacible, visualiza una hermosa y suave flor de loto en tu garganta. El loto tiene pétalos rosado pálido que se curvan ligeramente hacia dentro. En el centro del loto hay una luminosa llama rojo anaranjado, más clara en las orillas y oscureciéndose al centro. Mirando muy suavemente, concéntrate en el tope de la llama, y continúa visualizándola tanto tiempo como te sea posible. Esta llama representa la lucidez del estado de alerta, la cual tiene la misma luminosa calidad de la energía en los sueños. Las experiencias de nuestra vida de sueños y las de nuestro estado de vigilia tienen diferentes características. Pero, dado que su producción es esencialmente la misma, la lucidez de un estado puede pasar sin impedimento al otro.

Continúa sosteniendo la imagen del loto y la llama. Mientras lo haces, vigila cómo aparecen los pensamientos y cómo la imagen visual del loto se entremezcla con ellos. Observa cómo estos pensamientos e imágenes reflejan sus pasadas y presentes asociaciones y sus futuras proyecciones. Vigila este proceso, pero continúa concentrado en el loto, de modo que la visualización permanezca clara.

Otras imágenes pueden aparecer dentro de tu mente, y tú puedes sentir que no puedes mantenerla libre de pensamientos, ni aun por un minuto. No lo lamentes, sólo observa lo que aparezca. Aun a través de otras imágenes y pensamientos reflejados en la mente - mientras el hilo de la visualización permanezca intacto - la visualización entrará en el sueño. Sin embargo, el tratar de interpretar o de «pensar acerca de», cortaría el hilo de tu visualización. Se habría creado un espacio entre el estado de vigilia y el de sueño, y estropearías tu intento. Así que sé cuidadoso, no fuerces tu visualización, justo déjala que ocurra, pero mantén tu concentración en el loto.

Deja que la forma se refleje en tu lucidez hasta que la imagen y tu lucidez lleguen a ser una. No habrá entonces lugar para pensamientos, habrá contemplación plena. Cuando la concentración llega a ser completa: sujeto, consciencia, objeto, imágenes, todo es uno.

Al principio, cuando pases al estado de sueño y aparezcan las imágenes, es posible que no recuerdes de dónde vienen. Tu lucidez, no obstante, se desarrollará hasta que seas capaz de darte cuenta que estás soñando. Al vigilar muy cuidadosamente, podrás ver toda la creación y la evolución del sueño. Las imágenes que al comienzo eran informes y difusas, se volverán claras y coordinadas.

Esta claridad de nuestra lucidez es como tener un órgano especial de consciencia que nos capacita para ver desde el sueño hacia el estado de vigilia. A través de esta práctica, accederemos a otra dimensión de experiencia y podremos alcanzar otra manera de conocer cómo se origina la experiencia. Esto es muy importante porque, cuando lo sepamos, podremos moldear nuestras vidas. Las imágenes que emergen desde la lucidez del sueño intensificarán nuestra lucidez de vigilia, permitiéndonos ver más de la naturaleza de la existencia.

Con una constante práctica, veremos menos y menos diferencia entre el estado de vigilia y el de sueño. Nuestras experiencias en la vida de vigilia llegarán a ser más vividas y variadas, como resultado de una capacidad de lucidez más luminosa y refinada. No estaremos ya limitados por concepciones convencionales de tiempo, espacio, forma y energía. Dentro de esta perspectiva más vasta, podemos incluso encontrar que todos aquellos hechos sobrenaturales, o leyendas, de los grandes yoguis y maestros espirituales no son mitos ni milagros. Cuando la consciencia une los varios polos de experiencia y se mueve más allá de los límites del pensamiento convencional, los poderes o habilidades psíquicas son, en efecto, naturales.

Esta clase de lucidez basada en la práctica con el sueño, puede ayudar a crear un equilibrio interno. La lucidez nutre la mente de tal manera que enriquece todo el organismo. Ella ilumina previamente facetas mentales no conocidas y alumbra el camino para seguir explorando nuevas dimensiones de la realidad.


Tarthang Tulku